EL DOCTOR LUCAS GERBAUDO FORMA PARTE DEL EQUIPO DEL SANATORIO DEL SALVADOR DE CÓRDOBA CON VASTA EXPERIENCIA EN CIRUGÍAS DE ESTE TIPO

Hace algunos días trascendió una información sobre una inédita cirugía de corazón que se había realizado en la ciudad de San Francisco. De la misma participó el Dr. Lucas Gerbaudo, Cardiólogo que atiende desde hace tiempo en nuestra localidad en el Hospital y en el Centro de Salud 8 de Noviembre del Dr. Hugo Luis Bettiol.

Según datos que aportó el Facultativo la Implantación de válvula Aórtica Percutánea es una cirugía de corazón mucho menos invasiva que la cirugía abierta para el paciente y se viene realizando desde hace unos veinte años. Solo que es más común en Villa María y en Córdoba que en otros lugares del Interior.

Al respecto, el Cardiólogo Lucas Gerbaudo, explicó en Canal 2: "No es un procedimiento nuevo pero si es novedoso para esta zona. Se trata de un procedimiento complejo que, en principio, si no se tiene un grupo de trabajo armado es difícil lograr el éxito para el paciente. Este tipo de cirugías data de hace más de quince años y ha ido perfeccionándose. Es para pacientes que no pueden acceder a una cirugía abierta. Estos pueden ser: pacientes añosos y con problemas renales o respiratorios. Este es uno de los motivos por el cual, en sus comienzos, el procedimiento tuvo altos índices de mortalidad. Se espera que en un futuro no muy lejano todos los pacientes puedan acceder a este procedimiento en reemplazo de las cirugías abiertas”, explicó.

Este tipo de cirugías es mucho menos invasiva porque no se afectan las vías respiratorias, es decir, no se hacen con respirador y no necesita anestesia general. Dependiendo del tipo de paciente se evalúa si se hará con una anestesia raquídea o local. El equipo quirúrgico es similar al de una cirugía abierta aunque participan hemodinamistas que, a su vez, necesitan de la presencia de los cirujanos cardíacos, anestesistas, licenciados en diagnósticos, enfermeros, etc. Se necesita un equipo conformado por unas veinte personas trabajando en simultáneo y con todo sincronizado para que el resultado sea positivo.

Según Gerbaudo la mortalidad promedio en cirugías abiertas es del 60% o 70%. Mientras que cuando se hace una colocación de válvula a través de la pierna las complicaciones o eventos duros son de un 10%. Es decir que se reduce sustancialmente el riesgo de vida: “En Villa María, nuestro Grupo fue el primero que comenzó a colocar válvulas percutáneas y es un proceso que lo tenemos muy aceitado. Tenemos entre 30 y 40 válvulas colocadas en esa ciudad. Los pacientes que pueden acceder a este tipo de cirugías son aquellos que tienen 75 años o más y con patologías asociadas: enfermedad pulmonar obstructiva crónica; enfermedad carotídea; enfermedades coronarias o mala función del ventrículo izquierdo”, explicó.

Para este tipo de cirugías se hace una evaluación previa del paciente que requiere una evaluación anatómica; una Tomografía multicorte que permite determinar el camino desde la pierna hasta llegar a la válvula para planificar el caso. Entre un 80% y un 90% de los casos la cirugía se hace por la pierna.

 Hay algunas variantes anatómicas que permiten llegar a la válvula por la arteria subclavia, o por una mínima toracotomía que permita un acceso aórtico directo. También se puede hacer mediante un pequeño tajo a nivel del tórax con el cirujano y accediendo a través de la cavidad ventricular. Aunque estos se realizan en una menor cantidad de casos.

La implantación de válvula percutánea requiere de una prótesis muy costosa pero hay una ventaja. La mayoría de los pacientes mayores de 75 años son afiliados del PAMI y esta es la única Obra Social a nivel País que le da cobertura a la válvula. En menos de 10 días el PAMI autoriza la cobertura sin una auditoría tan exigente como en otros casos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »