Viernes 24 de Junio de 2022

Hoy es Viernes 24 de Junio de 2022 y son las 22:44 -

  • 11.1º

11.1°

Monte Maíz

COMPROMISO SOCIAL

9 de marzo de 2018

GESTO PARA IMITAR

UN JOVEN DE MONTE MAÍZ ENCONTRÓ UN TELÉFONO EN UN BOLICHE BAILABLE Y LO DEVOLVIÓ. ERA PROPIEDAD DE UNA SEÑORITA DE CORRAL DE BUSTOS

El sábado 24 de febrero la joven Abigail Chávez, de Corral de Bustos, se encontraba en el Boliche bailable Wharhol Disco de la misma ciudad. Mientras estaba charlando junto a dos amigas dejó su teléfono celular, un LG K4, apoyado en la barra y luego de un rato se retiró del lugar olvidando su celular.

 Pasado un tiempo considerable se dio cuenta que se había dejado el teléfono sobre la barra; se acercó nuevamente al lugar pero ya no lo encontró. Hubo vanos intentos por comunicarse con el aparato y finalmente se retiró del lugar decepcionada por su olvido.

Se trata de un teléfono cuyo costo oscila entre los $2.000 y los $2.500 y Abigail lo había comprado hacía muy poco tiempo puesto que la desilusión fue muy grande. Grande también fue la sorpresa cuando el día lunes su madre le comunicó que alguien de Monte Maíz se había comunicado con ella para decirle que tenía su teléfono y que estaba dispuesto a devolvérselo.

Se trata de Gastón Córdoba de 17 años de edad. El joven le manifestó que encontró el teléfono en la barra del boliche y que lo guardó con la intención de devolverlo ni bien supiera de quien era. Ya en su casa, el día lunes, pudo desbloquear el sistema y buscó un contacto en el aparato que lo ayudara a localizar al dueño o a la dueña. Llamó al contacto que ubicó como “mami”, correspondiente a la mamá de la joven, y se pusieron de acuerdo para encontrarse con la dueña y devolver el aparato.

Encuentro que se concretó al próximo fin de semana, sábado 03 de marzo, cuando Gastón se encontró con Abigail y le devolvió su teléfono. A cambio le pidió que si alguna vez ella encuentra un aparato lo devuelva a su dueño. Condición que la joven aceptó.

Resultó que el joven de Monte Maíz perdió su teléfono hace un tiempo y no tuvo la misma suerte. En el mismo tenía muchos contactos importantes relacionados con su trabajo, pero nunca lo recuperó causándole algunos inconvenientes. Esa mala experiencia y los valores inculcados desde su hogar le hicieron tomar la decisión de devolver el teléfono que había encontrado.

Un gesto que vale la pena destacar. En medio de tantas malas actitudes o acciones negativas siempre es bueno rescatar cuando alguien piensa en el perjuicio que la pérdida de algo puede ocasionar.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!