Martes 9 de Agosto de 2022

Hoy es Martes 9 de Agosto de 2022 y son las 04:25 -

Monte Maíz

LOCALES

12 de abril de 2018

JUEZA DE PAZ ACLARA EL DESALOJO DE SU INQUILINA

MANIFESTÓ QUE ROSALÍA BERTRANDO NO PAGABA EL ALQUILER DESDE 2016 Y QUE SE AGOTARON LAS INSTANCIAS EN LA JUSTICIA

La Jueza de Paz Ivana Chianea habló off de record con nuestro medio aclarando que el tema del desalojo de la Sra. Rosalía Bertrando fue una situación entre dos particulares y no tuvo que ver con un caso de abuso de autoridad.

Un tanto molesta por lo publicado aquí, manifestó que no se trata de insensibilidad social sino que se agotaron las instancias en la justicia y por eso se llegó a esta situación. Bertrando no pagaba el alquiler desde el año 2016, luego de su separación con el Sr. Héctor Fabián Barrera oriundo de General Baldissera, a cuyo nombre estaba el contrato que los ligaba como Locador y Locatarios.

La vivienda ubicada en calle Salta 1055, de B° Monterrey, es propiedad de Ivana Chianea, Jueza de Paz de nuestra localidad quien intentó de mucha formas y por todos los medios de que su inquilina cumpliera con los términos del contrato que las ligaba. El mismo venció a mediados del año 2016 y desde hacía algunos meses que la inquilina no abonaba su alquiler ni los servicios del inmueble. Tales servicios estaban a nombre de la propietaria de la casa quien debió hacerse cargo de las deudas para el restablecimiento de los mismos ya que habían sido cortados en su totalidad.

En ocasiones, según testimonios de Chianea, la Sra. Bertrando la maltrataba, le gritaba y la insultaba. Además le decía que no iba a pagar el alquiler y que si así lo deseaba la podía sacar de la casa cuando quisiera. Esta situación se repitió en varias oportunidades e incluso hubo un episodio de estas características que tuvo lugar en la oficina que la Jueza de Paz utiliza en la Comisaría de Monte Maíz.

Por estas razones es que Ivana Chianea tomó la decisión de no renovar el contrato a su inquilina con lo cual procedió a pedirle que se buscara otro lugar para alquilar. La mujer hizo caso omiso de este pedido y continuó viviendo en el inmueble en cuestión.

El primer apercibimiento Judicial, mediante Carta Documento, para que se fuera de la casa se hizo en el mes de octubre de 2016 aunque no recibió respuesta. Así, el proceso continuó por Vía Judicial hasta que llegó la orden de desalojo que motivó la situación vivida la semana pasada en B° Monterrey.

Ivana Chianea negó haberse reído en la cara de la inquilina mientras la estaban desalojando. Dijo que solo estuvo al mediodía en su casa, que queda a pocos metros del lugar en cuestión, para darles algo de comer a quienes habían contratado para ayudar a Bertrando a sacar los muebles de la casa.

 En el curso de esta semana debió hacerse cargo también de una deuda de agua ya que Bertrando no pagaba las facturas desde el mes de mayo de 2016. También abonó facturas atrasadas por el servicio de gas natural dese el mes de Julio del mismo año: “No solo que no cometí un hecho de insensibilidad social sino que estuve haciendo beneficencia por más de dos años”, indicó la Jueza de Paz.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!