Lunes 30 de Enero de 2023

Hoy es Lunes 30 de Enero de 2023 y son las 20:53 -

  • 27.7º

27.7°

Monte Maíz

POLICIALES

16 de enero de 2023

EL PEOR FINAL PARA LA MUJER DE LA CARLOTA

QUE HACIA MÁS DE UNA SEMANA ESTABA DESAPARECIDA

Uno de los referentes de la agrupación, Diversidad La Carlota, dialogó con Sur Cordobés, luego de conocerse el lamentable hallazgo del cuerpo sin vida de Sofía Agustina Bravo.

Cabe recordar que, Sofía, de acuerdo con información emitida desde el Ministerio Público Fiscal de Córdoba, fue encontrada en inmediaciones de la Rotonda de las rutas 8 y 4 en la tarde de este sábado 14 de enero.

A pocos metros, y en horas previas, se había concretado un operativo ordenado por la Fiscalía de Instrucción, en Ruta Nacional 8, donde participaron Bomberos Voluntarios de Alejo Ledesma, de Arroyo Cabral, con cuatro drones, de Villa Rosario con un can, de Ordoñez con dos canes, de Río Segundo y de Porteña con un can, con resultado "negativo".

Pero el cuerpo, habría sido encontrado por un hombre que, en las primeras horas de la tarde de este sábado, estaba haciendo dedo en la ruta y al sentir un olor nauseabundo, dio aviso.

Coincide con el parte oficial cuando en un párrafo mencionan que, debido “al avanzado estado de descomposición no pudo determinarse fehacientemente la identidad de la persona fallecida, aunque existen elementos que indicarían que se trata de la joven desaparecida”.

Alrededor de las 20 horas, una camioneta judicial patrullada por un móvil de la policía de la ciudad de La Carlota trasladaba el cuerpo hacia la morgue de la ciudad de Río Cuarto, para la autopsia correspondiente, cuyo resultado se conocería en horas del sábado por la mañana, pero finalmente se informó que estaría por la tarde.

Y mientras se aguarda el mismo, sea cual fuere su causal de muerte, desde Diversidad La Carlota, sienten y así lo harán saber que fue “un mensaje de odio, de no aceptación de las mujeres, de las personas trans, travestismo, trabajadora sexual, porque nuestra compañera era trans y ejercía el trabajo sexual desde hacía varios años”, dijo J.

En este punto, recuerda que ella salía todas las noches de la casa que compartía con su amiga, “a trabajar a la ruta y ese día (jueves 5) que desapareció, estaba haciendo su trabajo”.

En las imágenes de las cámaras de seguridad, se observa el momento en que Sofía sube a un camión, "e igual sigue en comunicación con su amiga, a quien le habría dicho, prometo que este es el último y regreso a casa”, pero no volvió. 

Esa mañana del jueves, J. recuerda que su amiga contó que se había levantado feliz. Se bañó, y con el dinero ahorrado más lo que cobraba a través de un programa, salió a comprarse ropa, un celular nuevo y había planificado ir de visita a su casa materna a la ciudad de Marcos Juárez, el viernes 6 por la mañana.

Al no volver de su trabajo a la casa, y perder contacto, su amiga llama a la madre de Sofía…pero ambas quedan al aguardo de que volviera.

Al pasar las horas, se concreta la denuncia policial correspondiente, "y la verdad que sentimos que no se estaba haciendo todo lo necesario para encontrarla”.

Ante esta situación, sus amigos y compañeros deciden ponerse en contacto con organizaciones de la ciudad de Córdoba, como Ni Una Menos, LGTB, entre otras, para que ayudaran en la búsqueda de Sofia, “y es así como se hace pública nuestra búsqueda, que también fue apoyada por los medios de comunicación, y ahí sentimos como que empezaron a agilizar procesos judiciales”.

J. refiere que no hubo información clara desde un principio desde las fuerzas de seguridad, “porque expresaron que habían declarado los choferes de la empresa que supuestamente había viajado Sofía hacia la casa de su madre, pero no fue así…no era ella la que viajó el viernes por la mañana, porque casualmente ese mismo día, una compañera de la organización viajó en ese colectivo hacia Villa María y no Sofía como se dijo”.

Sofía hacía muchos años que se había radicado en la ciudad de La Carlota, desde que tomó la decisión de transitar nuevos caminos, poder encontrar un nuevo trabajo y dejar lo que estaba haciendo, "porque no aguantaba más".

Y el destino puso en su camino, esta ciudad, en la cual, al no conseguir lo que buscaba, continuó ejerciendo como trabajadora sexual, pero no hacía más que repetir “no aguanto más”, e incluso en esa búsqueda desesperada de querer cambiar su realidad, golpeó varias puertas, entre estas, las de la municipalidad.

Pero ese trabajo ansiado, esperado, no llegaba, “y a pesar de eso no se quedó de brazos cruzados, si no que inició una lucha e incluso fue quien estuvo acompañando todo el proceso del proyecto que presentamos en el concejo deliberante para la aprobación de una ordenanza que habilitara la Ley de Cupo Trans”.

Y en la noche en que los concejales aprobaron la ordenanza, festejó como ninguna, estaba feliz, “porque finalmente podría tener una posibilidad, aquella que le fue negada durante muchos años”.

A lo que agrega, “para el sábado 21 tenemos organizada la segunda marcha del Orgullo, y uno de los puntos por los que íbamos y vamos a reclamar, es que se ponga en práctica de modo inmediato, esa ordenanza aprobada hace tiempo atrás”.

Recuerda que Sofía salía con miedo a la ruta, “porque el año pasado fue violentada mientras trabajaba, por una persona, y se hizo la denuncia…pero todo quedó ahí”

Una realidad que para J., integrante de la organización, es consecuente, en parte, “de políticas públicas, pero tampoco las oportunidades aparecen, y tampoco la sociedad nos reconoce, creemos que nunca se nos tomó en serio”.

Y la sociedad observa que las marchas que hacemos, “son solo para mostrarnos, pero no ven nuestro sufrimiento, nuestra lucha, y no ven lo mucho que hacemos por nuestros derechos, para nos vean como seres humanos, somos reales, tenemos nuestras cosas, pero como las tienen todos”.

Entre llantos se pregunta “¿a quién le importa nuestras vidas? ya es tiempo que la sociedad entienda que somos iguales a todos, que queremos trabajar”“¿Cuántos cuerpos más deben tirarnos en la cara, en la puerta de ingreso a la ciudad? para que sepan que existimos”.

Cuando se le consultó si antes de difundir estas palabras, era necesario esperar, por ellos, el resultado de la autopsia para saber fehacientemente qué pasó con Sofía, señaló de manera convincente que no, “porque nosotros estamos convencidos que este fue un mensaje de odio de quienes creen que somos diferentes”.

Por eso, “no vamos a bajar los brazos, sí nos cuidaremos más entre todos, pero seguiremos adelante con lo programado para el día sábado, porque ahora tenemos otra razón para seguir luchando, ahora más que nunca pediremos justicia por Sofía, pero también lo haremos por tantas otras que fueron víctimas del odio”.

Agrega a modo de recordar a Sofía, “era un sol, generosa, amable, no ocultaba quien era, muy sociable, le encantaba salir de compras, caminar por las calles, vivir…por eso no vamos a aceptar que sea otro el resultado de su fallecimiento…no lo vamos a aceptar…ella era vida, quería vivir, estaba contenta porque se había comprado su celular, iba a ver a su madre…no hay razones que nos permitan pensar otra cosa que no sea su muerte en manos del odio”, dijo.

Por último, expresa que era tal su convicción de vida, que el próximo viernes 20, en el marco de una actividad en el Teatro Municipal de Cultura, “iba a brindar un conservatorio sobre la temática, trabajo sexual, e incluso en su documento ya había formalizado su cambio de identidad”.

La marcha por el Orgullo se realizará el próximo sábado 21 por las calles de la ciudad que la vio caminar, y aunque los objetivos de esta, son aquellos que pasan por reclamar por sus derechos, de poder vivir dignamente, ser aceptados como parte de un todo, “se sumará el pedido de justicia por Sofía, porque ella era una activa integrante y por su memoria levantaremos más alto nuestras banderas y nuestras voces, pidiendo que nos miren, pidiendo que no nos sigan matando y para que el Cupo Laboral Trans finalmente sea una realidad”, concluyó.

 

FUENTE: surcordobes.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!