Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 09:26 - POR LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA UEPC SUSPENDIÓ EL PARO / COLISIÓN DE AUTO Y MOTO / DERROTA DE ARGENTINO EN MENDOZA / CELEBRACIÓN DE LA NOVENA PATRONAL EN COLONIA BARGE / SE ENCONTRÓ CON EL LADRÓN DENTRO DE SU CASA / BOMBEROS RESCATARON A UN PONY DEL RÍO SALADILLO / EL INTENDENTE FIRMÓ CONVENIOS CON LA PROVINCIA / MÁS GANADORES DEL GAUCHITO EXTRA / LOS GANADORES DEL GAUCHITO EXTRA / SORTEO DE LOS VIERNES DE JULIO / CONTROLES EN VÍA PÚBLICA ORDENADOS DESDE BELL VILLE / TALLERES DE ETRURIA SE QUEDÓ SIN DT / CRECE EL DESEMPLEO / CRONOGRAMA DE LAS SEMIFINALES Y LOS ÁRBITROS / OPERARIO DE CONSTRUCTORA SE CAYÓ DE UN CAMIÓN / MOCICLISTA CHOCÓ AUTO ESTACIONADO / CAÍDA DE LA MOTO TRAS CHOCAR CON UN PERRO / DANIEL TOSSEN ASUMIÓ COMO DIRECTOR DE LA CNRT / DOS HECHOS POLICIALES DE BELL VILLE / AGROCOMERCIAL GARCÍA INAUGURÓ NUEVO CONCESIONARIO /

7.8°

Monte Maíz

MEDIOS

22 de mayo de 2023

EMPRESARIO LOCAL DESTACADO POR LA VOZ

JAVIER NEBBIA DE SEMTRACO S.A.

Encabeza una de las empresas referentes en la comercialización de maquinaria agrícola y también de equipos viales, a punto tal que está en plena construcción de la concesionaria más grande de Latinoamérica. Su visión sobre el golpe que ocasionó la sequía y las perspectivas del agro.

Aliado con una de las principales marcas de maquinaria agrícola, Javier Nebbia se ha convertido en uno de los empresarios del rubro que es referencia en el interior provincial. De hecho, la última apuesta es la construcción en su ciudad, Monte Maíz, de la concesionaria Semtraco más grande de Case IH (la marca del grupo CNH Industrial) a nivel Latinoamérica. Son 5 mil metros cuadrados y una inversión que puede rondar los $ 1.000 millones. No es casual, la historia viene de familia y con esa impronta continúa.

–Ya estamos en la mitad de un año especial, impactado por la sequía, ¿en qué está su empresa en este contexto?

–Sí, estamos en esta zona, culminando la cosecha de soja y el 50% de la cosecha de maíz. Todo el mundo está aguardando la lluvia para empezar con la siembra de trigo. Es una situación en la que hay que evitar equivocarse. La cuestión climática incidió muchísimo. Pero acá tenemos muchas ganas de trabajar.

–¿Sintieron algo ese freno de mano que la sequía le puso a todo el mundo?

–Este año, como hubo un ritmo menor en la renovación de la maquinaria agrícola, trabajamos mucho en servicio y repuestos. Eso nos hizo generar operaciones acordes con el escenario que tenemos. Lo importante siempre es estar cerca del productor.

–¿Hay un golpe en el estado de ánimo?

–Las preocupaciones lógicas, pero a pesar de la sequía más grande los últimos 100 años, la actitud natural del productor cordobés siempre es de optimismo y de compromiso con lo que hace. Eso nos contagia a los proveedores, hay nuevos pronósticos según los cuales vamos a ir dejando atrás de a poco La Niña, con un fenómeno de El Niño “neutro”. Eso alimenta muchas expectativas.

–Ustedes tienen un pie en Monte Maíz, otro en Canals y el más reciente en Córdoba, son tres termómetros. ¿Qué muestra la línea del mercurio?

–Y también estamos en distintos puntos de la provincia donde desarrollamos negocios. Eso me hace ver una segunda parte del año con sus interrogantes abiertos, pero encaminado hacia otra situación. Los años electorales siempre generan dudas, pero esto es pasajero. Si llueve, las cosas mejorarán.

–¿Por qué en ese contexto decidieron hacer una inversión tan grande?

–Es un edificio de 5 mil metros cuadrados, con todos los servicios, repuestos, administración, show room y exposición. Es una inversión importante.

–¿De cuánto?

–Hay que ver cuando lleguemos al final.

–¿Un numerito…? Me vine hasta acá para preguntarle.

–Cuando esté terminada, entre $ 900 millones y $ 1.000 millones. Es un fuerte desafío familiar, fruto también de la fuerte alianza que tenemos con Case IH.

–¿Qué va a tener esa concesionaria?

–Van todas las áreas: maquinaria, repuestos, servicios mecánicos, administración, y demás. Con conceptos de transparencia y de total sustentabilidad. Desde lo ambiental, será sustentable y autogestionable. Pero también pretendemos que se convierta en un punto de encuentro de los productores de la región, con proyección para actividades educativas. Y lleva un espejo de agua que queda a disposición de los bomberos de la zona.

–¿Por qué un desafío familiar?

–Porque Semtraco es así, arrancó con mi padre Hugo y mi hermano Claudio, representando a otra marca. Hay mucho legado detrás. Desde 2005, la estoy gestionando con mi esposa y mis dos hijas, que hoy son claves para que todo esto funcione.

–O sea, acá nada de irse del país a probar otras cosas.

–No, tenemos mucha confianza en la Argentina. Por eso la inversión que está en la ruta. La sequía va a pasar. Personalmente, pienso que si tenemos algún problema, es coyuntural. A la larga Argentina tiene futuro, se va a ir desarrollando, vamos a andar bien. Soy siempre optimista; una mala cosecha, borrón y cuenta nueva, se vuelve a empezar.

–Pero mire que… la política mete la cola.

–Hace muchos años que estoy en esto, han pasado distintos gobiernos, siempre nos tocó trabajar y dar un pasito adelante. Hacemos la inversión porque apostamos ciento por ciento a la Argentina.

–¿Allí va a haber maquinaria vial también?

–No, solamente maquinaria agrícola Case IH y otras que trabajamos. Lo vial se queda en Córdoba con nuestra sucursal JCB, que anda muy bien, es el lugar justo para comercializar maquinaria, repuestos y servicios al centro del país.

DE LA SEQUÍA SE APRENDE

–¿La sequía le dejó a usted alguna lección?

–Nos hizo ver que a veces las cosas pueden fallar. Estamos en una zona muy productiva, nunca tuvimos condiciones tan severas como este año. El 23 de febrero hubo una helada y simultáneamente la sequía. Eso nos hace replantear y tomar previsiones para el futuro que nunca antes tuvimos en cuenta.

–Eso es bueno que la sociedad también lo asimile: las cosechas pueden fallar.

–Todos dependemos del campo, de su productividad, y está bueno que quienes nos rodean y la sociedad lo sepamos. En todos los rubros el impacto económico que vemos es importante. Por ejemplo, se cortaron muchos contratos de trabajadores.

–Para que se haya animado a hacer una concesionaria de este tamaño, la alianza con Case IH debe ser tremenda.

–Sí, claro. Por séptimo año consecutivo estamos repitiendo el premio como concesionario premium. A fin del año pasado, fuimos premiados en San Francisco, California, con el Customer Experience. Solo tres firmas argentinas lo obtuvieron. Somos una.

–¿Opinan los clientes ahí?

–Ellos nos califican y tenemos que estar muy arriba en las encuestas para lograrlo. Si un domingo se rompe un tractor en Formosa, salimos para allá, aunque sea Navidad o Pascuas. La maquinaria es como la Fórmula 1: cuando se larga la carrera, no se puede parar hasta el final.

CÓMO SIGUE LA ACTIVIDAD

–¿Se recuperará la venta de equipos nuevos en 2024?

–Sí, lo venimos hablando con los productores y va a volver. Ahora, este es un buen momento para invertir porque las condiciones crediticias en pesos o a dólar oficial ayudan mucho. Hay nuevos negocios disponibles. Y hay mucha compra en canje por maíz, el productor está reteniendo la soja porque espera un precio mejor.

–Está creciendo el maní también acá en la región.

–¡Estamos sorprendidos por eso! Mi abuelo me decía que acá el maní no andaba porque se le pegaba la tierra. Pero con la nueva tecnología, ya es una realidad.

–¿Si bajaran las retenciones, qué ocurriría en el campo?

–Sería una revolución, en dos años tranquilamente pasaríamos de 50 millones de toneladas de soja a 70 millones. No sé si hay que sacarlas del todo, pero si tener una planificación en el tiempo. El productor es simple, quiere un clima amigable para trabajar.

–¿Cómo anduvo la obra pública a la que ustedes le venden equipos?

–Es importante lo que se está desarrollando en algunas provincias. Y en Córdoba particularmente. Hacia el norte del país también registramos demanda.

–Esos equipos son importados, ¿consiguieron mantener stocks?

–Cuando se cambió el esquema de importación se complicó un poco, estamos justos con la oferta. Pero tenemos mucha demanda, porque además de las empresas que hacen obras, hay gente que es cuentapropista y compra maquinaria para prestar el servicio. En la maquinaria vial, lo usado no participa demasiado, pero como traemos la costumbre de la maquinaria agrícola, también cerramos operaciones de esa manera.

–Me dijeron que usted también se le animó al desarrollo urbano. ¿Es cierto?

–Sí, aquí en la ciudad hemos hecho el barrio Santa Bárbara. Es abierto, le da continuidad al pueblo. Incluye 40 hectáreas con 654 lotes, con todos los servicios y escritura. Hemos vendido el 30% de los lotes, con unas 20 casas en construcción.

–¿Va a seguir en ese rubro, que es diferente al otro?

–Fue algo puntual porque teníamos la propiedad, pero reconozco que es una actividad interesante para el futuro.

–¿Cuál fue el mejor consejo que le dio su padre?

–”Mirá, Javier, hay una sola forma de hacer las cosas: bien”. Me hubiera gustado que él viera a sus nietas trabajando conmigo.

 

FUENTE: lavoz.com.ar

 



COMPARTIR:

Comentarios