Decomiso de pescado en descomposición

CIUDADANO CHINO TRANSPORTABA PESCADO PODRIDO

En un megaoperativo que incluyó la actuación de Seguridad Ciudadana y de la Policía local, la Dirección de Bromatología y Sanidad Ambiental decomisó gran cantidad de pescado podrido que era transportado en una camioneta IVECO, tipo Trafic, Dominio AD 666 VD, de la ciudad de Buenos Aires. En la misma se conducía el chofer, de quien no se brindaron datos, y un ciudadano de nacionalidad China, Jinhui Lin, al parecer, el propietario de la mercadería.

El pescado se reparte en toda nuestra región, en su mayoría se trata de pescado de mar, y en nuestra localidad se identificó la camioneta, se solicitó su presencia en la Dirección de Bromatología en calle Santiago del Estero al 1500 y al presentarse en el lugar se hicieron los controles pertinentes. Al abrir la camioneta se sintió un olor nauseabundo y al realizar los controles de rutina se detectó que el pescado estaba podrido.

Al comunicarle el decomiso de la mercadería, por encontrarse en mal estado, el ciudadano chino opuso resistencia y hasta llegó a forcejear con Carolina García, Directora de Bromatología. Se pidió en ese momento la intervención Policial y hubo también forcejeo hasta que el dueño del pescado se tranquilizó. El mismo quedó detenido por una contravención. Se espera la resolución de la Jueza de Paz, Ivana Chianea, en las próximas horas.

Al respecto, el Subcomisario Rolando Libra dijo en Canal 2: “En el transcurso de la mañana fuimos convocados por Personal del Área de Bromatología dado que Personal de Tránsito había traído un vehículo que transportaba elementos de pescadería, especialmente pescado de mar. Una vez que fue controlado se detectaron distintas falencias en el transporte. Nosotros solo intervenimos para darle seguridad en el Operativo de Bromatología. Debimos trasladar al ciudadano chino a la Dependencia Policial dado que comenzó a hacer desorden cuando se lo anotició de que la mercadería sería decomisada. Puso resistencia con lo cual se lo aprehendió y se lo trasladó a la Comisaría por una Falta Contravencional (Desorden en Vía Pública). Sin embargo, la detención no tiene relación con el procedimiento de Bromatología. La Jueza de Paz determinará su situación Procesal pero seguramente en las próximas horas recuperará la libertad. En este caso la gente tendrá que entender que por más que se trata de alimentos lo que se va a tirar, el mismo no está apto para el consumo humano”.

Por su parte, la Directora de Bromatología, Microbióloga Carolina García, definió la situación como desastrosa debido a la gravedad de los hechos.

 En Canal 2, explicó: “La mercadería se traía para consumo personal –no se iba a vender al público- y estaba dirigida a un comercio en particular. Lo grave es que lo están distribuyendo en toda la zona y hace dos días que están transportando esta mercadería. Hay un fuerte olor a amina por el pescado en descomposición. No tienen certificado sanitario por la mercadería que transportan y el transporte no está habilitado por este tipo de sustancia. No tienen registro de cargas, ni recetas sanitarias ni carnet manipulador. Sumado a ello, no traen los remitos con lo cual se trata de mercadería de dudosa procedencia y en negro. Hay mercadería envasada que no tiene los rótulos correspondientes y hay mucha mercadería vencida. De esta manera, infringen el Código de Convivencia Ciudadana y el Código Alimentario Argentino. El procedimiento se hizo conjuntamente con la Policía y ya nos hemos comunicado con el Área de Fiscalización de la provincia porque esta mercadería va a decomiso directo. Era nauseabundo el olor, tenía los desagües tapados, había pescados tirados en el piso y la temperatura interna de los pescados era alta. Si bien se mantenía las condiciones de frío en el transporte el chofer nos dijo que por la noche se apaga. En otras oportunidades les pasó lo mismo y les decomisaron también la mercadería. Es una locura que se venda pescado en estado de descomposición. Los pasos a seguir es inventariar la mercadería; labrar el Acta de Infracción y proceder al enterramiento del pescado en mal estado en el basural”.

Entre el pescado se encontró también pancitas de cerdo y garras de pollo en bolsitas de peluquería. El ciudadano chino asumió que transportaba mercadería en descomposición.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »