ACTUALIDAD

18 de noviembre de 2019

PUEBLOS Y ESCUELAS FUMIGADOS

Imágen Ilustrativa

LA PROVINCIA RECIBE CUATRO DENUNCIAS POR DÍA

A las puertas del inicio de la siembra gruesa, en la región las fumigaciones se han intensificado y, a la par, también los reclamos de los habitantes que viven en estas zonas agrícolas y que sufren a diario la deriva de los productos.

Olores fuertes, irritaciones de la piel y ojos y estados alérgicos aumentan. Los vecinos aseguran que, a pesar de la ley vigente en la Provincia, las zonas de resguardo no se respetan. 

En el área de Fiscalización y Control, dependiente del Ministerio de Agricultura de Córdoba, y a través del 0800 8888 AGRO (2476), se reciben alrededor de 4 denuncias diarias realizadas por particulares afectados por fumigaciones.

Pero se suma a ello que, tras la intervención, los inspectores se dan de cara con una lista de irregularidades que van desde no respetar la línea de resguardo, máquinas con permisos vencidos, operarios sin carné habilitante y hasta algunos productos que están prohibidos para su aplicación en determinados sectores.

De un repaso por los procedimientos de las últimas semanas se detallan denuncias en Italó, Del Campillo, Villa Huidobro, Las Acequias, Canals, Berrotarán, la escuela rural Costa del Tambo (Tres Acequias), Laboulaye, entre otros.

A pesar de la concientización realizada con cursos y capacitaciones a los productores, las irregularidades se siguen reiterando.

Rosario Raspa, abogada del área de Fiscalización y Control, señaló a Puntal que por estos meses las denuncias se incrementan ya sea a través del 0800 o bien en las sedes policiales de la región. 

“Estamos en plena temporada de pulverización, por ello es que las denuncias aumentan. Se registra un promedio de 3 a 4 denuncias por día”, precisó la profesional y agregó que son vecinos particulares de zonas urbanas quienes las radican, a lo que se suma además la tarea de los agentes de patrullas rurales que advierten sobre situaciones que consideran irregulares.

“Tenemos hoy mucha ayuda de la Patrulla Rural, que al observar alguna fumigación muy cerca de lugares no permitidos nos dan la voz de alerta. Yo les digo cómo proceder y se interviene inmediatamente”, detalló Raspa.

Sobre las zonas donde más se reiteran las denuncias, manifestó  que es en toda la provincia, pero con una predominancia en el sur.



Sobre distancias  y productos



En cuanto a la legislación vigente que regula la aplicación de agroquímicos, la mayoría de las localidades del sur provincial cuentan con una adhesión a la ley provincial 9164, cuyo organismo de control es el Ministerio de Agricultura de la provincia de Córdoba. Esta normativa fue pionera en el país en esta materia, ya que comenzó a aplicarse en el año 2005. Sin embargo, y debido a que se incrementó exponencialmente el uso de estos productos, se hace necesario un mayor control. 

Uno de los puntos que generan constantes reclamos, denuncias y debate refiere a las zonas de resguardo o de exclusión para la aplicación de productos de uso agropecuario.

Los vecinos de las poblaciones rodeadas por amplios sectores rurales piden que dichos límites se amplíen, pues aseguran que la deriva de estos productos se esparce     hasta grandes distancias.

Además, a pesar de existir una categorización respecto de la toxicidad de los productos, los ambientalistas y vecinos sostienen que aun aquellos considerados de “banda verde” son dañinos para la salud.

A modo de ejemplo, es reiterado el reclamo por el uso del glifosato, considerado de baja toxicidad y muy utilizado, pero que en numerosos países se ha prohibido.

 

Las denuncias 



Una de las últimas denuncias fue de una pulverización realizada a menos de 100 metros de la escuela rural de Costa del Tambo, a escasos 12 kilómetros de Tres Acequias. Fue una mamá quien advirtió de la situación a la Patrulla Rural e inmediatamente se puso en marcha el protocolo previsto. “El olor es insoportable. Tuvimos problemas respiratorios, irritaciones. Y si uno observa los olmos que tiene la escuela están todos afectados”, describió la denunciante.

En este caso, y tras actuar el órgano de control provincial, se encontró con numerosas irregularidades: la falta de habilitación de la máquina aplicadora, el operario sin carné y sin receta fitosanitaria.

Otro caso ocurrió más al sur de Córdoba. En los últimos días de septiembre, en Italó, los vecinos advirtieron un fuerte olor a agroquímicos en horas de la tarde. Tras hacer la denuncia, el hecho derivó en la intervención de la Justicia ordinaria, en un caso sin antecedentes. 

La Fiscalía con sede en Huinca Renancó, a cargo del doctor Marcelo Saragusti, tomó participación de oficio. El inmediato proceder permitió identificar a los responsables y se tomaron muestras para determinar qué productos se estaban aplicando.

Se sucedió una serie de hechos en Villa Huidobro y el 25 de septiembre las redes sociales volvieron a ser la herramienta de los vecinos para denunciar aplicaciones ilegales. En este caso, Defensa Civil emitió un comunicado haciendo alusión a una fumigación ilegal periurbana.

Días más tarde la Patrulla Rural concretó un procedimiento en Villa Huidobro, en el campo “San Alberto”, que se ubica en inmediaciones de la localidad, por infracción a la ley 9164. En el lugar se constató que una persona de Laboulaye estaba realizando una aplicación de agrotóxicos con una máquina no habilitada y sin receta fitosanitaria, por lo que se labró un acta. 

El 28 de septiembre la Policía efectuó un nuevo procedimiento porque un vecino se encontraba aplicando agroquímicos en un predio ubicado a tres cuadras del centro del pueblo. Debido al fuerte olor, un vecino hizo la denuncia y se iniciaron actuaciones. Por las redes sociales los habitantes denunciaron la existencia de depósitos de agroquímicos dentro de la localidad. 

En Del Campillo



En la noche del martes del 22 de octubre los habitantes advirtieron el aire enrarecido. Apuntaron a la inacción del Municipio y dijeron que los reclamos son ignorados por las autoridades. Las fumigaciones se hicieron en cercanías del pueblo.

En esta localidad, y dentro del ejido urbano, también existirían depósitos de agroquímicos y maquinarias.

La intendenta electa, Ana Zanotto, quien asumirá en diciembre, anticipó que impulsará acciones para que se retiren estos espacios del pueblo.

Siguiendo con el derrotero de denuncias, en Canals también intervinieron la Policía e inspectores de la Provincia luego de una denuncia por pulverizaciones a metros del pueblo.

También en el pasado mes de octubre inspectores del área de Fiscalización acudieron a Laboulaye tras una denuncia de vecinos que advirtieron sobre la presencia de una máquina aplicadora tipo mosquito en cercanías de sus casas. Se corroboró que el equipo no estaba autorizado, fue clausurado y se iniciaron las actuaciones sumariales.

En la primera semana de noviembre, según un comunicado de la Dirección de Control y Fiscalización del Ministerio de Agricultura, se desarrollaron diferentes procedimientos en las poblaciones de Villa Valeria y Nicolás Bruzzone. 



Ignacio Castro, Patricia Rossia.  Redacción Puntal

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »