Miércoles 2 de Diciembre de 2020

Hoy es Miércoles 2 de Diciembre de 2020 y son las 02:54 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20.1º
  • Mayormente nublado

20.1°

Monte Maíz

BECCAR VARELA

2 de noviembre de 2020

ENTREVISTA A OSCAR VALDUVINO

EL DIRIGENTE ORIUNDO DE CHAZÓN FUE PRESIDENTE DE LA BECCAR VARELA ENTRE 1985 Y 1992

Oscar Cruz Valduvino (66), nació el 3 de mayo de 1954, en la localidad de Chazón. Presidió la Liga Beccar Varela entre 1985 y 1992. Tuvo la particularidad de no ser jugador de fútbol, ni tampoco dirigente de club, aunque si es hincha de Sportivo Chazón. Le tocó asumir tras un breve periodo del Dr. Humberto Marioni, siendo su vicepresidente, y decidió cerrar un ciclo al frente de la entidad, cuando sus obligaciones laborales en Córdoba le dejaban poco tiempo para ejercer esa función. Entró a la liga por sugerencia de su coterráneo Omar Gasseuy, insertándose en el Tribunal de Disciplina. Bajo su mandato se dio el 50 aniversario de la liga en 1988. Dentro de la Asociación Cordobesa de Fútbol integró el Subcomité del Interior, que atendía las problemáticas de las ligas. Actualmente vive en Río Ceballos y es uno de los secretarios administrativos de la Federación Cordobesa de Fútbol.

¿Cómo se dio su arribo a la presidencia de la liga?
A la presidencia llego por una circunstancia especial y lamentable, como fue el accidente cerebro vascular que sufriera Omar Gasseuy, con quien además me unía una relación estrecha por ser vecinos en la misma localidad y quien me había insertado en la Liga Beccar Varela como dirigente. Al darse su enfermedad en ese momento quedó a cargo Ángel Solis, de Ucacha, que era el vicepresidente. Luego al convocarse a asamblea resulta electo el Dr. Humberto Marioni, de Laborde, quien al poco tiempo y por razones de trabajo y su profesión de abogado, emigra a Buenos Aires, haciéndome cargo yo que era su vicepresidente. Apenas habían transcurrido unos seis o siete meses desde su asunción en 1985.

¿Quiénes lo acompañaban en la mesa directiva?
Estaba Don Ángel Scavarda, un histórico que ya era un referente dentro de la institución y por delante transitaría luego varias gestiones más como tesorero. El cargo de secretario lo ocupaba Rubén Mattalía, de Etruria y de familia muy ligada al fútbol. También me acompañó Hilario Gazzola, y al frente del Tribunal de Disciplina se encontraba Héctor Balbis, que fue presidente durante muchos años, y otros como Naldo Bulgarelli, todos ellos de Pascanas. En esa época también ya se habían sumado José María Beribey de Laborde, Bernabé Rinaldi de Ucacha y Francisco Medina de Santa Eufemia. Y muchos más por supuesto. Sin olvidarme de Américo Porta, también de Pascanas, con su sapiencia en cuanto a conocer los reglamentos, algo de suma importancia para sostener la marcha de la liga sin sobresaltos.

¿Qué actividad desempeñaba en lo personal al momento de ejercer la presidencia?
En ese momento trabajaba en Ucacha, en una empresa de acopio de cereales, AgroSur; y más tarde también me desempeñé en ese período en la cooperativa de Chazón.

¿Cuál era el contexto socio económico del país y cómo afectó a la liga?
Como siempre en la Argentina los avatares de la economía estuvieron presentes y lo que sucede hoy no difiere a lo de aquel momento. En 1983 retorna la democracia, fueron los primeros años de la presidencia de Raúl Alfonsín, al tiempo comienza la inflación que desemboca en una hiperinflación, entonces evidentemente era muy difícil y mucho más aún para las instituciones en aquel momento, porque no disponían de lo que hoy la mayoría tiene, que es el respaldo y la generación de recursos genuinos a partir de las mutuales o de otras actividades o emprendimientos. En aquellos años todo se generaba únicamente con voluntad, la colaboración y aporte de socios y simpatizantes, o a través de cenas, venta de pollos o rifas.

¿Le tocó ser reelecto mediante elecciones o por consenso entre los asambleístas?
Siempre fue por mayoría o unanimidad de los miembros del consejo directivo, con el apoyo de los clubes, nunca hubo que recurrir a una elección. Así me mantuve al frente de la liga entre 1985 y 1992. En ese tiempo no existían grandes diferencias en lo institucional porque la entidad estaba bien integrada y balanceada, con gente de casi todos los clubes.

¿Cuáles gestiones o decisiones de relevancia pudo concretar durante su mandato?
Creo que lo más importante que se dio a nivel clubes en ese momento fue que los dirigentes iniciaron la transformación de las instituciones en cuanto a infraestructura. Argentino de Monte Maíz hizo la punta, vendiendo los terrenos de su antigua cancha para levantar ese gran predio polideportivo y estadio que pasó a ser modelo en la liga. A partir de ahí eso contagió al resto motivando a que la mayoría de las instituciones también lo hicieran, como Lambert o Recreativo que fueron los que le siguieron en ese momento. Fue el inicio del cambio y que hoy nos muestra una liga con estadios en general en muy buenas condiciones, y en donde las mejoras, obras e inversiones siguen al día de hoy.

Se dio también en su gestión la participación de clubes que después volvieron a sus ligas de origen: Complejo Deportivo, Unión de Ordóñez, 9 de Julio de Pasco.
Considero que tenerlos en nuestra liga fue importante y positivo, recordar el potencial deportivo e institucional de por entonces de Complejo Deportivo de Justiniano Posse, por ejemplo. Me quedan sentimientos encontrados al pensar que son instituciones que en algún momento formaron parte de la geografía de la Liga Beccar Varela, que pertenecían a la liga, pero que luego se fueron. En el caso de Complejo Deportivo parecía que era más de Bell Ville. Así lo dispuso en su momento el Consejo Federal, más la voluntad de ellos mismos de retornar a lo que consideraban eran sus ligas. Yo particularmente sigo pensando que pertenecen a la Liga Beccar Varela pero la realidad es otra.

¿Algo que le quedara pendiente de concretar al frente de la liga?
En general he quedado bastante conforme. Me tocó estar en el inicio de esa lucha cuyos resultados se vieron años después con el nacimiento de la Federación Cordobesa de Fútbol. Fue el inicio de una gran gesta, estábamos adheridos a la Asociación Cordobesa de Fútbol, habíamos perdido la autonomía por un decreto del gobierno militar y gracias a ese movimiento las ligas recuperaron su independencia.

¿Qué motivó el pedido de licencia para dejar la presidencia?
Al venirme a Córdoba para trabajar en la Asociación Cordobesa de Fútbol se me hacía difícil estar en el día a día de la Liga Beccar Varela, ya iba a poco, me ayudaba mucho Primo Baruffaldi, que fue mi sucesor. En ese momento existían distintas divisiones dentro de la organización de la A.C.F., yo integraba el Subcomité del Interior, en donde atendía todas las problemáticas de las ligas, ahí incluso estuve un periodo como presidente. Ya quedé radicado en Córdoba y después pasé a trabajar en la Federación Cordobesa de Fútbol ya en forma rentada como secretario administrativo.

¿Qué significa La Beccar en su vida?
Fueron momentos muy lindos, muy importantes. El hecho de haber conocido a quien fue el fundador de la Liga Beccar Varela, a quien después de rastrear y en colaboración con una de sus hijas, logramos que participara de la cena por el 50 aniversario, Don Arturo Vanden Panhuysen, compartir esa noche y su alegría fue para mí el momento más grato que me dejó mi paso por la dirigencia del fútbol.

 

FUENTE: labeccar.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!