ASÍ ESTABA LA PUERTA DE UN COLECTIVO DE LA EMPRESA COATA EN LA TERMINAL DE MONTE MAÍZ

El interno N° 2265 de la empresa Coata permanecía estacionado en la Estación Terminal de Ómnibus de Monte Maíz con todas las medidas de seguridad necesarias. E incluso con algunas poco ortodoxas.

 Pasajeros que aguardaban por viajar hacia distintos puntos de la región el día sábado por la tarde advirtieron que la puerta del ómnibus estaba asegurada con un ladrillo hueco.

La imagen causó curiosidad y distintas e insólitas hipótesis acerca de la situación. Lo cierto es que nadie pudo confirmar si se trataba de un hecho adrede por parte de algún chofer desconfiado;  si alguien lo había puesto allí al ladrillo con motivo de llamar la atención o, simplemente, si el ladrillo estaba allí para que la puerta no se abriera por algún desperfecto.

Más allá de la humorada hay que decir que es un coche que cubre el servicio Córdoba - Corral de Bustos y no sería raro que esté padeciendo algunos de los tantos problemas mecánicos o técnicos que suelen presentar las unidades de esta empresa.

Cabe recordar que hace algunas semanas un micro de la empresa Lep, que cubre el recorrido Río Cuarto – Corral de Bustos, viajó desde ésta ciudad hasta la localidad de Ucacha con la puerta abierta por una falla mecánica.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »