Martes 18 de Mayo de 2021

Hoy es Martes 18 de Mayo de 2021 y son las 11:26 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD

27 de agosto de 2018

PARROQUIAS DEBEN INFORMAR SOBRE APORTES DEL ESTADO

Padre Martín Simonassi - Parroquia Nuestra Señora de la Merced

ES UN PEDIDO QUE BAJA DESDE NACIÓN. LAS DIÓCESIS PIDEN INFORMES POR ESCRITO A LAS PARROQUIAS. MONTE MAÍZ NO HA RECIBIDO SUBSIDIOS

El Gobierno Nacional pidió a los Obispados de todo el País rendir cuentas sobre aportes del Estado para la Iglesia desde el año 2008 hasta la fecha. De esta manera desde las distintas Sedes Eclesaiásticas argentinas se ha notificado a todas la Parroquias del país sobre tal pedido.

A La Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Monte Maíz llegó tal comunicado desde la Diósecis de Río Cuarto aunque desde aquí no hay mucho para informar ya que los aportes del Estado han sido nulos desde esa fecha hasta hoy. Así lo explicó el Padre Martín Simonassi en Radiolínea: “Es con ocasión de ver si el Gobierno ha ayudado con algún apoyo o con algún subsidio a las distintas Parroquias del País. Aquí en Monte Maíz esa ayuda no llegó. Todos los fondos y el sostenimiento del culto es del mismo pueblo. Lo mismo estamos revisando todo porque en algún momento pudo haber algún arreglo con aportes del Estado y no está a la vista pero por lo general eso no es lo normal para nuestra Parroquia. Por ahí todavía se cree que el Gobierno sostiene a la Iglesia y en realidad los únicos aportes que sigue dando el Gobierno corresponde a una retribución por lo que el Estado le confiscó a la Iglesia en la época de Rivadavia (en el año 1822). Es por eso que luego el Gobierno se compromete a sostener ciertas actividades de la Iglesia. No es el sostenimiento del Estado a la Iglesia como algunas noticias que se difundieron por allí sino que se aportan fondos en retribución de lo que el Estado le confiscó a la Iglesia en la época de Rivadadia. De esta manera, el Estado se compromete a colaborar con los Seminarios, que es el 20% de lo que los mismos necesitan para su funcionamiento, y con los Obispados y las Parroquias de Forntera. Igualmente hay algunos Obispos que ya han manifestado que no están de acuerdo con la continuidad de ese acuerdo. La ayuda es permanente pero la realidad está muy lejos de lo que se quiere instalar en la creencia Popular. El Estado no mantiene a la Iglesia”, indicó.

En nuestra localidad, el andar cotidiano de la Parroquia se sostiene con las colectas y la ayuda del pueblo. En ocasiones de arreglos, refacciones y ampliaciones se hacen con los fondos que se recaudan a través de la Tómbola Parroquial y de los aportes locales que gestiona la Comisión de Apoyo Parroquial. También hay ayuda de la Municipalidad para pagar algunos servicios.

 

Relacionado a este tema citamos el Artículo Titulado: “Relación histórica entre Iglesia y Estado en la Argentina: ¿quién sostiene a quién?” del Portal Web: losandes.com.ar del día jueves 19 de abril de 2018. El mismo es una columna de Opinión del Docente y Comunicador Edgardo Fretes.

 

“Relación histórica entre Iglesia y Estado en la Argentina: ¿quién sostiene a quién?”

Cuando con "inocencia discutible" algunos medios tomaron de más de 1.000 preguntas a Marcos Peña, jefe de ministros, justo la que tiene que ver con el sostenimiento de la Iglesia, como noticiable o relevante, se volvió a abrir un viejo debate sobre la relación Estado - Iglesia Católica.

Verdad Histórica:

 

Dice Héctor Ruiz Núñez en su libro "La Cara Oculta de la Iglesia": "La mayor parte de los bienes de la Iglesia argentina tienen su génesis en la época colonial. En los siglos XVI y XVII la corona española cedió cientos de miles de hectáreas a los obispados y a los conventos que se establecieron en el nuevo mundo. En el siglo XVIII, en cambio, el crecimiento de las propiedades eclesiásticas derivó de donaciones y herencias".

En lo que hoy es Argentina, la Iglesia tenía 35.000 hectáreas de campos donde luego se establecieron los partidos de Luján, Merlo, Avellaneda, San Pedro, Arrecifes, Moreno, Quilmes, Magdalena y Tres de Febrero; en la provincia de Buenos Aires. También la Iglesia era propietaria de 300 manzanas en la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La renta que producían estas tierras servían al sostenimiento de las obras religiosas, el mantenimiento de orfanatos, hospitales y a la creación de nuevas comunidades y parroquias, en una región que crecía con gran velocidad demográfica.

Continúa el reconocido (anticlerical) periodista de La Nación: "Bernardino Rivadavia, siendo ministro de Gobierno de Martín Rodríguez, produjo un hecho que durante 150 años fue motivo de debates y reclamaciones entre la jerarquía eclesiástica y el gobierno: expropió numerosos inmuebles de la Iglesia ‘no necesarios para el culto’. Los sucesivos decretos no se limitaron sólo a los bienes, también reglamentaron distintos aspectos de la actividad religiosa, dentro de un proyecto conocido como Reforma Eclesiástica".

Esto ocurría en 1822. El detalle a tener en cuenta es que, a diferencia de lo que sucede en la mayoría de las expropiaciones, el Estado no dio a la Iglesia pago o indemnización a cambio. Muchas comunidades religiosas quedaron literalmente en la calle, tal fue el caso de los Monjes Recoletos a los que se les quitó la propiedad donde hoy podemos visitar el Cementerio de la Recoleta.

Luego fueron las sucesivas Constituciones, las de 1853 y 1994, las que consagraron en su Artículo 2, el sostenimiento del Culto Católico y fue el gobierno militar de la última dictadura el que promulgó una ley dando respuesta definitiva al reclamo de la Iglesia, por aquella renta que había dejado de recibir por los bienes expropiados.

Pero hay más. Alguien insospechado de clericalismo como Bernardo de Irigoyen, en la sesión del 11 de agosto de 1871, de la Convención Constituyente de Buenos Aires, decía: "La verdad del caso, Señor Presidente, es que la Iglesia se sostenía con los bienes que poseía, donados por los fieles. Vino el año 22 en que el gobierno concibió la idea patriótica de una reforma general, y en ella comprendió también al clero. Se inició pues la reforma eclesiástica, y para llevarla a cabo sancionó una ley que en su artículo 19 dice lo siguiente: ‘Desde el 1 de Enero de 1823, quedan abolidos los diezmos y las atenciones a que eran destinados serán cubiertos por los fondos del Estado’. Viene enseguida otra disposición de la misma ley de donde resulta que no fue la Iglesia Católica la que trató de ser sostenida por el Estado sino que fue el Estado el que tomó posesión de todos los bienes de la Iglesia, el que suprimió las contribuciones con que la Iglesia se sostenía, y que fue el Estado el que creyendo que estaba realizando una reforma liberal, una reforma de alta conveniencia pública, dijo: Tomo a mi cargo el sostén del Culto Católico en este país. Ésta es la verdad histórica".

Es decir, en sencillas palabras: la Iglesia en Argentina era una organización autofinanciada e independiente del Estado. Fue el Estado el que la quiso hacer dependiente para disciplinarla e intentar manejarla en su acción y discurso. Y esta verdad no la dice la Iglesia.

Los colegios católicos:

La gran mayoría de los colegios católicos del país reciben subvención estatal para el pago de sueldos. Esto es cierto. Tan cierto como que son los mismos religiosos los que gestionan esos colegios y los mismos fieles los que los mantienen en infraestructura y mejoras, elevando el nivel educativo y haciendo patria en lugares rurales y de difícil acceso.

Pero la ecuación podría ser al revés: En lugar de sacar la cuenta de cuánto "gasta" el Estado en los subsidios de los sueldos en los colegios católicos, me gustaría preguntar: ¿Cuánto gastaría el Estado si el 30% del total del alumnado del país, que concurre a establecimientos católicos, fuera a escuelas públicas? Un Estado que es corrupto, obeso y poco diligente, ¿cuánto erogaría en el funcionamiento de tal infraestructura?

El sostenimiento al revés:

Según se desprende de la información que brindó el jefe de Gabinete en el Congreso, el Estado destina anualmente unos 174 millones de pesos al sostenimiento del Culto Católico. Ahora bien, en un país con un 30% de pobreza, la Iglesia apoya y acompaña en las grandes ciudades y en los rincones más recónditos del territorio, a muchas familias que se encuentran agobiadas por el peso de un Estado que no llega a curar todas las llagas y a atender todas las necesidades.

La Iglesia Católica en Argentina, a través de Cáritas Nacional, invirtió durante 2016 en educación, ayuda inmediata y emergencias, desarrollo institucional, abordaje de las adicciones y economía social y solidaria, más de 94 millones de pesos. Si tenemos en cuenta que la colecta de Cáritas se divide en tres tercios, el primero para Cáritas nacional, el segundo para la Cáritas diocesana y el tercero para Cáritas parroquial, el número se multiplica por tres y pasamos, sólo en 2016 a mucho más de 282 millones, puesto que no estamos considerando las donaciones que en todas las parroquias se reciben a diario, para el desarrollo de Cáritas y que no se cuantifican, porque se van destinando casi en forma instantánea para cubrir las necesidades de miles de familias.

No nos olvidemos de la Colecta +x-. Durante 2016 esta colecta distribuyó entre las zonas más pobres del país, más de 35 millones de pesos.

Así las cosas, teniendo en cuenta un mínimo crecimiento del 20% entre 2017-18, la Iglesia Católica en su conjunto, estaría erogando para paliar necesidades donde el Estado no está, alrededor de 380 millones de pesos.

Obviamente la Iglesia "hace el bien sin mirar a quién" y nunca va a reclamar por este rol de caridad que le es propio, al Estado, al que sí le es propio velar por el bienestar de todos sus ciudadanos.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!