Maracas de los dientes de un perro

OCURRIÓ MIENTRAS HACÍA LA LECTURA DEL MEDIDOR DE AGUA POTABLE EN UNA VIVIENDA DE B° GOBATO

El sábado por la mañana Cristian Canciani, empleado de la empresa Gas de Monte Maíz S.A. que es quien realiza el el control de estado de los medidores de agua potable fue atacado por un perro de una raza peligrosa en un domicilio de B° Gobato en calle La Pampa al 1500.

Según su testimonio, se encontraba haciendo la lectura domiciliaria de los medidores de agua cuando en una vivienda se llevó un gran susto luego que un perro de raza, "esos cabezones que son peligrosos" contó, lo atacara mientras hacía su trabajo, "eran dos de color blanco", dijo.

Se trata de un domicilio que tiene un pequeño tejido de alambre cubierto con una planta tipo enredadera y no observó que estaban los perros; aparentemente una yunta. Cuando destapó la caja del medidor el perro sacó su cabeza por entre el tejido y alcanzó a morder al operario quien alcanzó a sacar la mano de inmediato: “Si me agarra de lleno me arranca la mano de la forma que me atacó”, manifestó.

La mordida del perro dejó marcas y un fuerte dolor en el hueso del antebrazo derecho de Canciani quien hará una exposición Policial por el hecho por considerar que se trata de perros peligrosos para estar con un resguardo tan precario como un tejido bajo y cubierto por la planta. Dijo que no pudo hablar con el dueño de la vivienda, de apellido Sutto, porque en la casa no había nadie.

Compartir

Comentarios

nombre

Nombre. Por suerte no eran perros del Hogar Colitas... para que la gente piense lo dificil que es trabajar con animalitos.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »