Miércoles 27 de Octubre de 2021

Hoy es Miércoles 27 de Octubre de 2021 y son las 22:01 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 26.7º

26.7°


ACTUALIDAD

24 de enero de 2018

CURA ABUSADOR: CAROLINA FERREYRA AMPLIÓ SUS DICHOS

ACEPTÓ CONTAR MÁS COSAS RESPONDIENDO PREGUNTAS POR ESCRITO

El día 15 de enero de 2018, Carolina Ferreyra, de nuestra localidad, decidió hacer pública una situación de acoso y abuso sexual por parte de un Sacerdote de la Provincia de Córdoba, quien estuvo en Monte Maíz en sus épocas de Seminarista.

 Cuando conocimos el caso nos comunicamos con ella ofreciéndole la posibilidad de hablar para expresar y ampliar lo que escribió en una carta y que publicó a través de su cuenta de Facebook. La misma fue publicada también por nuestro Medio y otros Medios locales y hasta trascendió las fronteras de Monte Maíz y se instaló en los Medios de Comunicación más importantes de nuestro País (TN por ejemplo).

Por el momento, Carolina se excusó de hablar por radio o televisión pero si accedió a una entrevista por escrito. En ella contestó de todo. Sobre la situación que vivió, sobre su experiencia con el catolicismo y sobre su vida luego de la pesadilla.

 Intentamos que confirme el nombre del cura abusador pero no lo hizo. Dice que no lo hace por protección personal y es entendible. A continuación la entrevista.

 Empezó diciendo:

Gracias Mariano por darme el espacio para expresarme. Cuando me sienta preparada hablaré personalmente en radio o tv. Por ahora no me siento preparada para expresarme de otra manera. Estoy tratando de cuidarme, y que este proceso sea lo menos doloroso posible.

-¿Cómo fue tu decisión de integrar un grupo juvenil de acción católica y que te impulsó a integrarlo?

Creamos un grupo juvenil en la parroquia de Monte Maíz, junto a una amiga en los años 1994-1995. (o antes, ya no recuerdo). No era tan famoso, ya que lo recuerdan muy pocos en el pueblo. En el año 1997 (ya estando en Córdoba estudiando) por pedido e insistencia de un amigo, fuimos a solicitar al Padre Medina (Sacerdote de Monte maíz por aquellos años), un seminarista para colaborar con el “grupo juvenil”; así le llamábamos. Este seminarista llegó en Marzo de 1997. Y a los meses se crea el JAC (Jóvenes de Acción Católica), por propuesta y decisión del joven religioso.

-¿Qué fue lo que influyó o cuáles eran las necesidades de pedir la ayuda de un Seminarista?

Como respondí en parte en la anterior pregunta, yo ya no estaba en el pueblo, y no podía coordinar un grupo parroquial y se había disuelto el grupo juvenil. Y además, el Padre Medina, era muy grande y no se conectaba con los jóvenes. Supusimos que un seminarista, una persona de menor edad podía ayudar a coordinar un grupo parroquial, tener mejor contacto con los jóvenes, acercar a los jóvenes del pueblo a la Iglesia Católica de otra manera.

-¿Cuando él llegó a Monte Maíz cuál fue el trato que tuvo con el grupo y qué trato tuvo con vos?

La mirada fue, “llegó el salvador” y “la única persona del seminario que aceptó venir a Monte Maíz” así que había que estar agradecidos por eso. Si queríamos que siguiera yendo, teníamos que acatar lo que él decía, lo que coordinaba y las decisiones que tomaba. Si había un retiro espiritual, había que ir. Si organizaba otra cosa, había que participar, etc, etc. Por estas situaciones, tuve varios intercambios de opinión con el señor.

La relación conmigo en los años 97 y 98, era en Monte Maíz, cuando yo viajaba al pueblo, y en Córdoba cuando comenzó su carrera universitaria. Siempre se acercó en forma de “amistad” a la cual no accedí ni acepté. No lo creí oportuno, no quería ser amiga de un seminarista o sacerdote. Y no quería ser amiga de una persona con su personalidad, “no me caía totalmente bien”.

-Durante su estadía en Monte Maíz y en las acciones que llevaron adelante bajo su guía; ¿Se podía imaginar un perfil de abusador?

Lo que yo percibía, era una personalidad manipuladora, estratega, diplomática, políticamente correcta con todos; soberbio, etc. pero no abusador físico. Tenía actitudes que a mí personalmente no me gustaban, pero nunca llegar a pensar en abuso sexual.

-¿Mostraba un trato distinto con algunas personas en particular?

Con cada persona se relacionaba como le convenía.

-Cuándo te llamó para que lo acompañes en lo que vos llamás “La Misión”; ¿Tuviste dudas en aceptar su invitación?

En Enero de 1999 me solicitó colaboración para que vaya a colaborar a la localidad donde fue destinado, y a organizar lo mismo que había realizado en Monte Maíz, un grupo juvenil parroquial. Y empezamos a viajar desde Córdoba hasta la comunidad a fines de Enero, principios de Febrero de 1999.

-¿Cuál era el lugar a dónde viajaban todas las semanas y que tipo de actividades realizaban o coordinaban?

Localidad de la provincia de Córdoba, donde había sido designado sacerdote. Mi objetivo o misión, era organizar y coordinar un grupo juvenil parroquial. Realizábamos actividades los fines de semana, cada 15 días; reuniones en salón parroquial, en patio de la parroquia, en el colegio religioso que dependía de la parroquia. Charlas de reflexión, canto.

 (Mucho más no recuerdo, y menos aún detalles, ya que mentalmente anulé esa época).

-Cuándo comenzó la situación de abuso que describís, ¿Cuál fue tu primera reacción? ¿Alguien lo supo inmediatamente?

La primera reacción fue INMOVILIZARME, SORPRESA. NO PODÍA CREER la situación que estaba pasando, no la comprendía, no la entendía. No sabía cómo reaccionar, ya que yo estaba dormida, viajando en colectivo, cuando sucedió la primera vez. Solo quería “desaparecer”.

Inmediatamente acudí a un psicólogo, por ayuda.

-Y luego del primer trato de abuso y/o acoso, ¿No pudiste hablar con él para pedirle explicaciones de por qué actuaba de esa manera?

Era tal la manipulación que ejercía y la imagen de “poder” que tiene un sacerdote, que no podía “hablar”, no podía “moverme”. En esos momentos, solo rezaba, y pedía “desaparecer”. Y me decía, “esto no está pasando”.

Es difícil de comprender, hasta yo me enojé conmigo misma durante mucho tiempo por no haber podido reaccionar inmediatamente o antes. No haberle gritado, pegado, insultado y cosas que prefiero no decir.

-En ocasión de los abusos, ¿Hablaste con tu familia o con amigos? ¿Estabas en pareja o sola?

Con la primera persona que hablé es con una Psicóloga. Luego amigos muy allegados y una de mis hermanas. Para esa época nunca había tenido novio o pareja.

 (Solo noviecito de 3 semanas en 1997, y esa era toda mi experiencia con el sexo opuesto).

-¿Cómo y cuándo terminó esa actividad en la cual fuiste víctima de abuso sexual?

Terminó a los 6 meses, agosto de 1999. Terminó cuando pude cortar con el poder que ejercía en mí, y la manipulación de su parte. Y tuve que ser muy fuerte, ya que el señor siguió apareciendo en mi vida durante 7 meses más.

-¿Intentaste denunciar la situación en la justicia? ¿Y a las autoridades de la Iglesia católica?

No hice denuncia policial  por recomendación jurídica. En la Iglesia Católica SI; informé y denuncié. Lo hice en el Obispado correspondiente en el año 2000 y en el Obispado Mayor de Córdoba, el mismo año. Pero no tuve respuesta satisfactoria.

-¿Estás conforme con el accionar de las mismas?

No. La Iglesia no hizo nada en ese momento. Espero que ahora SI.

-Teniendo en cuenta la descripción que hacés en tu carta, el cura al qué hacés referencia es el actual Intendente de una localidad de la Provincia de Córdoba. ¿Es posible que puedas alertar a otras posibles víctimas sin dar a conocer su nombre?

No voy a afirmar lo que dices. Las mujeres ya están alertadas. Y hay otras 2 mujeres a las que les sucedieron situaciones similares a la mía, de parte de la misma persona.

-¿Tenés miedo de nombrarlo o lo hacés por recomendación profesional? (Abogados por ejemplo).

Lo hago para “cuidarme”. En el momento oportuno daré su nombre, si es necesario. Miedo, NO, nada, menos a esta persona. No tiene poder sobre mí.

- Imagino que luego de esta terrible experiencia tu vida habrá cambiado rotundamente; ¿En quién te aferraste? ¿A quién acudiste en primera instancia?

¿A qué no me aferré?!!! Conocí todo tipo de terapias psicológicas (Psicoanalítica, Reichiana, Sistémica, individual y grupal), psiquiátricas; terapias alternativas, complementarias, coaching, cursos, talleres; y aprendí sobre diferentes religiones y filosofías de vida.

A las personas no me aferro y tampoco a lo material.

Como dije antes, lo primero que hice fue terapia psicológica, psicoanalítica.

-¿Cómo hacés cada día para sobrellevar esa pesadilla?

Ya no lo “sobrellevo”, es parte de mi pasado, de mi historia. Soy lo que soy y como soy, por mi historia. Está analizada, aceptada, superada, trascendida y gracias a eso pude evolucionar, cambiar y perdonar.

-¿Qué esperás que ocurra con este caso?

Que el “señor” pida disculpas públicas a todas las mujeres. Por ahora con eso está bien.

-¿Te cruzaste otras veces con el abusador luego de la situación que viviste?

Sí. Varias veces. No por opción mía.

-¿Intentó acercarse a vos o a alguien de tu Familia?

Luego de que hable con él en Agosto de 1999, y dejé de ir a la localidad, volvió a aparecer en el departamento donde vivía en Córdoba varias veces, en la casa de mis padres y abuela en Monte Maíz y aceptó invitación de mis padres a vacacionar en Enero/Febrero de 2000.

-Actualmente; ¿Sos una persona de Fe?

SI.

-¿Seguís profesando el catolicismo?

No.

-Tu carta llegó hasta los Medios más importantes del país, ¿Esperabas qué eso ocurra o solo lo hiciste para que se conozca tu caso y para ayudar a otras víctimas?

Para ayudar a otras personas; tanto para aquellas que les haya pasado lo mismo o algo similar, o a quienes les esté pasando. Para que no callen. Y si alguna persona está en una situación de ABUSO (físico o psicológico) tenga alguna herramienta para reaccionar; que sepa no le sucede por cómo es, o por “algo” que haya hecho. Que no es su culpa. Que no provocó la situación. Que no se sienta culpable. Y que pida AYUDA.

-¿Qué dicen hoy tus padres al respecto?

Tendrías que preguntarles a ellos. Pero para mí, aún les cuenta aceptar lo sucedido, (no el hecho de creerme a mi) aceptar el hecho; ya que el sacerdote era una persona muy cercana a mis padres. El “señor” les dijo varias veces a mis padres, “los considero de la familia” y para mis padres era una persona de confianza.

-¿Qué podés expresar sobre las repercusiones que ha tenido tu caso?

Sinceramente, no soy aún muy consciente de la repercusión, más allá de lo que pasa en redes sociales. Supongo que como estoy en Córdoba, aquí soy una persona más, nadie me reconoce, y es más fácil.

Ir a Monte Maíz me hace sentir con mucha ansiedad, un poco de nervios y timidez. Ya que no soy una persona que le guste hacerse notar. En mi vida personal, en general, trato de pasar desapercibida.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!