Viernes 3 de Diciembre de 2021

Hoy es Viernes 3 de Diciembre de 2021 y son las 04:22 ULTIMOS TITULOS:

  • 17º

17°


COMUNIDAD

3 de mayo de 2018

ANA MARÍA DE RITTA SE QUEJÓ DE LA GESTIÓN ACTUAL

DIJO QUE A SU HIJA LA ECHARON COMO A UN PERRO DEL HOSPITAL. Y QUE ELLA LE DA DE COMER A LA GENTE, TAREA QUE LE CORRESPONDE A ACCIÓN SOCIAL

La Sra. Ana María de Ritta contestó en Radiolínea los dichos del Ing. Jorge Cervigni quien, en el marco de su renuncia al cargo de Secretario de Gobierno, había expresado que en el Hospital se ha hecho un gran avance en materia de salud pública. Dijo que le causó mucha indignación escuchar que para la Municipalidad lo principal era la salud de la gente: “Yo quiero preguntarle al sr. Cervigni si mi hija (Valeria Ritta, enfermera despedida del Hospital por la actual Gestión) no es un ser humano; si es un animal. Porque la echaron como a un perro; con un papelito mugriento que le tiraron por debajo de la puerta. Hoy mi hija está enferma. Y cuando hacía una semana que le había dado el primer infarto, porque ya tuvo dos, él tuvo la “caraduréz” de llamar por teléfono a mi otra hija para decirle que Valeria ya no tenía más la Mutual, que se había terminado. Todos sabemos que las mutuales, luego de un despido - y que este no es ni siquiera un despido porque mi hija no recibió un telegrama de despido – tienen tres meses más de cobertura para el empleado. Así la dejaron a mi hija; sin un peso y con dos infartos que ya le han dado. Se atendió en Córdoba y ahora la atienden en Villa María. Ella come un día de un hermano y otro día de otro; y hay días que no sé si come porque estos señores la dejaron así sin nada. El Gremio no hace nada y a mi hija le deben plata que ellos le han ido robando todos los meses y ni siquiera le han pagado indemnización. Hoy mi hija no puede trabajar porque el Cardiólogo todavía no la autoriza. Cuando ella salió del Hospital la llamaron de otros lugares porque todos saben qué clase de persona es; pero muy pronto le dio el primer infarto. Entonces yo quiero decirle al sr. Cervigni que no sea tan caradura. ¿Y de qué Hospital me están hablando? Si vos abrís la puerta, decís buen día y ya te están cobrando. Hay aparatos; estoy de acuerdo, pero para todo hay que pagar. Los chicos antes de empezar la escuela deben ir al Hospital a pedir un certificado y si no tenés para pagar no te lo dan. ¿Cuánto tiempo hace que aquí en Monte Maíz no nace una criatura si no se paga? Y otra cosa; yo le quiero decir al sr., que ni siquiera merece que se le llame Intendente. A vos Cacho Martín te hablo: ¿Por qué no llama a todos los Medios de Comunicación, se sientan con mi hija frente a frente, a ver si no es cierto que le deben? ¿A ver si no es cierto que la dejaron como a un perro? Pongámonos frente a frente a ver quién tiene la verdad. ¿Sabés por qué no lo hacés Cacho Martín? Porque no tenés huevos para enfrentarte conmigo”, fustigó.

El estado de salud de Valeria Ritta, hija de Ana María, sigue siendo delicado aunque esté siendo tratada y controlada. Sobre esto Ana María dijo: “El cardiólogo le dijo a mi hija que lo máximo que puede hacer es sentarse en su casa a mirar televisión. Y si quiere salir no puede caminar más de media cuadra para no correr riesgos de salud. Ella quiere trabajar pero no puede por como la han dejado estos “hijos de mil putas”.

Además de esto se refirió a la Directora de Acción Social, Mirta Videira a quien la llamó por el apellido de su esposo ya fallecido: “Hace dos meses yo la escuché decir a la sra. Mirta Pastorino: “estoy contenta porque este mes nadie vino a pedir comida”. ¿Sabés por qué nadie fue a pedirte comida Mirta Pastorino? Porque Claudio Nebbia (Empresario de Monte Maíz) me dio $60.000 a mí y con eso y el aporte de un montón de empresas y de gente, yo les doy de comer. Yo hago lo que ustedes tendrían que hacer. Y yo les doy carne, frutas y buena comida y no fideos o arróz podrido como le dan ustedes; o leche vencida”.

El Papel del Sindicato de Empleados Municipales:

Consultada Ana María sobre las respuestas del Sindicato hacia su hija respondió: “Cuando una de mis hijas habló con los abogados del Sindicato le dijeron que Dante (Ívalo, Delegado del Sindicato) no les había informado de que Valeria había sufrido infartos. Ella ya tuvo dos infartos; ya le pusieron dos estén (cardíacos) y tiene que seguir con el tratamiento. ¿Y quién paga todo eso? ¿De dónde vamos a sacar nosotros? Yo soy jubilada, mi marido es jubilado y ella no tiene un peso. ¿Con qué come, con qué vive? Desde que yo tengo uso de razón un despido se hace con un telegrama de despido y pagando una indemnización. Y a ella la dejaron así nomás y enferma; la abandonaron. ¿Y después quieren hablar? Se pelean para ver quien roba más en la Municipalidad. Y hablan de que en el Hospital te atienden bien. Que va a haber Hospital. Acá si no tenés plata no te atiende nadie”, se quejó.

 

FUENTE: RADIOLÍNEA - MULTIMEDIOS MALDONI

AUDIO: RADIOLÍNEA

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!